martes, 11 de marzo de 2008

¿Mariano Rajoy vencerá, por fin, a la cúpula de su partido?

Rajoy se presentará para la reelección "para ser candidato a las comicios" de 2012 .

La pregunta: ¿Poodrá formar nurvo equipo en el partido?

Suposición del autor [siempre provisional]: El el tiempo que se ha tomado en silencio (para sorpresa de la misma Dirección de su Partido) es el que ha necesitado paea tomar las riendas del mismo. Puede que sea la única forma de quitarse de encima los barones que le estorban y formar su Ejecutiva. Lo tiene muy difícil. Pero parece que ha pegado el puñetazo en la mesa.

Mariano Rajoy se presentará a la reelección como presidente del Partido Popular en Congreso Nacional que la formación celebrará en junio "para ser candidato a las elecciones generales" previstas para 2012, según ha anunciado el líder del PP en el Comité Ejecutivo Nacional que hoy se ha reunido en Madrid para analizar la situación tras los comicios del domingo, que supusieron su segunda derrota consecutiva frente al PSOE. De esta manera, se despeja una de las grandes incógnitas suscitadas tras las elecciones, que pusieron en tela de juicio su continuidad al frente del partido, avivadas por el "adiós" con el que se despidió ante sus simpatizantes el 9 de marzo desde el balcón de la calle Génova.

Según el líder 'popular', su formación ha "recogido el voto de centro, de derecha " y de "personas que tradicionalmente votan al PSOE", por lo que considera que podría mejorar sus resultados en las urnas convenciendo al electorado socialista y mostrando a Cataluña que el PP es "una opción válida para resolver los problemas que les afectan".

Todavía queda por aclarar si el líder del PP introducirá cambios en su equipo, decisión que algunos dirigentes 'populares' estiman necesaria, si bien Rajoy ha subrayado que concurrirá "con su propio equipo", lista que dará a conocer un día antes, y con el mismo programa que presentó en los comicios del 9-M.

Según el líder 'popular', su formación ha "recogido el voto de centro, de derecha " y de "personas que tradicionalmente votan al PSOE", por lo que considera que podría mejorar sus resultados en las urnas convenciendo al electorado socialista.